4 Hearty Recipes to warm up the soul (and have a blast cooking!)

4 deliciosas Recetas para reconfortar el alma y dar calor al corazón

/ Cool things

Ya es otoño, momento de relajarse y compartir tiempo cómodamente con familiares y amigos. Y para ello, nada mejor que preparar recetas nuevas juntos. Comidas que evoquen el espíritu otoñal con aquellos sabores dulces del azúcar moreno, canela y calabaza, y preparar algunos platos maravillosos que nos den alegría y calor al corazón.

Lo mejor de esta recetas es que pueden variarse con toques personales y seguirán siendo deliciosas. Este “menú” no tiene reglas, pero hemos incluido un entrante, plato principal y postre, por si te apetece elaborar un menú completo. La idea es que disfrutes de las recetas como quieras y en cualquier momento (¡Prometemos que son fáciles de preparar!)

Crema de calabaza moscada y boniato por @NigellaLawson

Este primer plato súper sencillo es una excelente opción si te apetece una sopa ligera y reconfortante. Es muy fácil de preparar y se puede hacer con verduras ya “pre-cortadas”. Hasta la misma Nigella recomienda comprarlas así. ¡Hacernos la vida más fácil en la cocina se agradece!

Ingredientes:


· 350g de calabaza moscada y boniato en dados (Total del peso entre los dos)
· 750ml de caldo de vegetales (El caldo de pollo va bien para los no vegetarianos)
· ¼ de cucharadita de canela molida
· ¼ de cucharita de nuez moscada molida
· Sal y pimienta
· 4 cucharadas de suero de leche

Preparación:


Pon en una cazuela la calabaza, el boniato, el caldo caliente y las dos especies. Cocina los vegetales en el caldo durante 15 minutos o hasta que estén blandos. Luego tritura los vegetales con la batidora eléctrica hasta que tenga consistencia cremosa, agrega sal y pimienta y vierte en dos platos hondos. Adorna con una cucharada de suero de leche para decorar y dar más sabor.

Lubina en salsa de mantequilla por Alfredo Martin @mariette_restaurant

Aunque en otoño también apetecen platos de carne, tener la opción de una receta de pescado es siempre una buena idea. El chef Alfredo usa lubina pero esta receta también se puede hacer con salmón o rodaballo.

Ingredientes:


· 2 filetes de lubina de aproximadamente 120 grs cada uno
· 3 chalotes
· 125g de mantequilla
· 1 copa de vino blanco seco
· Sal y pimienta
· Opcional: una cucharadita de hojas de cebollino
· 1 calabacín

Preparación:


Pela las chalotas y corta en juliana. En una cazuela mediana vierte el vino, agrega las chalotas, baja el fuego y deja reducir hasta un cuarto de taza (aproximadamente 5 minutos).
Quítalo del fuego y retira las chalotas y conserva el vino. En una cazuela mediana, vierte la reducción de vino y disuelve poco a poco la mantequilla a fuego lento hasta que tenga consistencia.
Añade sal y pimienta, y si quieres una cucharadita de cebollín fresco picado muy pequeño, preferiblemente con tijera o espolvorea paprika.

Preparación de la lubina:


Calienta un sartén con 2 cucharadas de aceite de oliva muy caliente sin que humee el aceite y pon los filetes de pescado del lado de la piel y cocínalo durante un minuto. No voltees el pescado.

Luego baja la temperatura al mínimo, añade la mantequilla y cocina durante 3 minutos. Apágalo y déjalo durante 3 minutos más. Si el filete es grueso, es recomendable transferirlo al horno a 375 ºC y sin voltearlo dejar que se termine de cocinar de tres a cinco minutos más, dependiendo del grosor.

Para la garnitura de calabacín, el chef recomienda un rebanador que de la forma de tagliatelle. Si no lo tienes, corta el calabacín en rebanadas finas y cocínalo con aceite de oliva durante tres minutos; no demasiado para que se mantengan algo crujientes.

Para servir revuelve la salsa para integrar de nuevo los ingredientes y distribuye una o dos cucharadas con delicadeza sobre el plato. Pon el calabacín sobre la salsa y el filete encima.

Berenjenas rellenas por Cristina Oria @cristinaoriachef

En esta receta abundan deliciosos vegetales y es absolutamente revitalizante. Puedes no usar carne y hacerla vegetariana si lo deseas. ¡Quedará igual de apetitosa!

Ingredientes:


· 3 berenjenas medianas y firmes
· 4 hojas de cebollín
· 1 zanahoria
· 250g de carne picada
· Medio pimiento rojo
· 150ml de salsa de tomate casero o comercial
· 60g de harina
· 60g de mantequilla
· 700ml de leche
· 1 yema de huevo
· Queso rayado, parmesano o grana padano
· Sal y pimienta

Berenjenas y relleno:


Corta las berenjenas por la mitad y luego haz cortes cuadrados. Añade aceite de oliva y sal, colócalo en el horno a 180 grados hasta que estén suaves.

Pela las zanahorias, quita las semillas del pimiento y corta la zanahoria y pimiento en trozos muy pequeños, añade el cebollín cortado y el ajo cortado finamente. Puedes usar un procesador de alimentos. Cocinalo en un sartén con un toque de aceite de oliva.

Saca las berenjenas del horno y con una cucharada vacía la berenjena, con cuidado de no dañar la piel. Si se hace difícil es que todavía necesita horno. Guarda la piel de las berenjenas para luego rellenarlas.

Mezcla la berenjena con la salsa de zanahoria y pimiento y la carne picada. Añade cebollino picado para dar más sabor, añade vino tinto hasta que evapore el alcohol y añade la salsa de tomate. Mezcla todo y prueba la sazón.

Salsa bechamel:


Pon una cucharada sopera de harina y una cucharada sopera de mantequilla en un sartén (es importante que sea la misma proporción). A fuego lento, diluye la harina en la mantequilla. Añade la leche de una sola vez y revuelve constantemente hasta que espese con cuidado que no se formen grumos. El tip para la bechamel gloriosa es añadir una yema de huevo, mezclar muy bien y añadir un poco de queso rallado.

Rellena la piel de la berenjena con la mezcla, cúbrela con la salsa bechamel, añade más queso rallado y antes de servir, gratínalo en el horno hasta que estén doradas.

Crumble de manzana deconstruido por Alfredo Martin @mariette_restaurant

Ningún menú de otoño está completo sin manzanas, canela y una textura crunchy.
El chef Alfredo Martín acompaña este postre con helado de vainilla o de caramelo, hecho por él mismo. Pero puedes comprarlo en tu heladería preferida.

Ingredientes:


· 4 manzanas medianas peladas, y cortadas en rebanadas gruesas de 2 cm de ancho (Las manzanas verdes o amarillas, firmes y ligeramente ácidas son ideales)
· 2 cucharadas de azúcar morena
· 1 cucharada de mantequilla salada
· 1/2 cucharadita de canela en polvo
· 200g de harina
· 150g de azúcar moreno
· 100g de mantequilla
· Cereal o granola (opcional)

Preparación:


Pon en una cacerola la mantequilla semi salada, el azúcar moreno y canela, cocina las manzanas hasta que obtengan un color dorado cuidando que las rebanadas se mantengan enteras y crocantes.

Mezcla la harina, la mantequilla y el azúcar. Para dar una textura más “crunchy” se puede añadir granola o algún otro cereal.
Bate solamente algunos segundos, si hace falta repite unos segundos más, debe tener un aspecto arenoso o granuloso, nunca pastoso. También se puede hacer a mano cruzando dos cuchillos en movimientos rápidos.
Precalienta el horno a 350 grados. Hornea el crumble en papel de hornear o una bandeja de metal aproximadamente de 10 o 15 minutos hasta que esté dorado y deja enfriar.
Para servir, coloca en el plato de cada comensal una cama de crumble y 4 rebanadas de manzanas arriba y acompañalo con una bola de helado.

Créditos
lecremedelacrumb.com
thefirstmess.com
downshiftology.com
halfbakedharvest.com
foodbymaria.com