Female Adventures That Will Make Your Day

Tres Mujeres Aventureras Que Te Harán Querer Recorrer el Mundo

/ Cool things

¿Quién no sueña con viajar por el mundo, ver lugares increíbles, aprender sobre nuevas culturas, idiomas y probar comidas exóticas? Conoce a estas aventureras imparables que se atrevieron a dejar atrás una vida convencional para hacer de sus viajes un trabajo a tiempo completo.

A mediados del siglo XVIII algunas exploradoras, como Jeanne Baré, tenían que hacerse pasar por hombres para poder viajar alrededor del mundo. Lady Stanhope, quien soñaba con viajar desde temprana edad, iba vestida con prendas masculinas, llevaba una espada y atravesó el desierto de Palmira a caballo.

Eso quedó atrás. Las nómadas de hoy vienen armadas con portá, móviles, cámaras y sus outfits más cool para compartir sus experiencias con el mundo y redefinir el significado aventura. Y no es sorpresa que cada vez veamos más, según diferentes estudios, alrededor del 60% las personas que viajan solas por el mundo son mujeres.

"Admiro a cualquier mujer que se va sola a recorrer el mundo, creo que es una hazaña increíble", dice Emma Higgins, creadora del blog de slow travel Gotta Keep Movin '. La británica afirma que siempre le han inspirado mujeres como Robyn Davidson, quién caminó 1,700 millas atravesando Australia, señalando que “ello requiere de una valentía increíble.”

Higgins pasa un año entero explorando un país antes de pasar al siguiente lugar. Comenzó en su Inglaterra natal y recientemente estuvo en Portugal. "Quería ver a mi país a través de los ojos de un viajero", comenta. Dice que fue así como eligió su primer destino.

Para la modelo y travel blogger, Nuria Val, su país natal también tiene un lugar muy especial en su corazón. A pesar de haber recorrido el mundo entero, aún considera que Barcelona es su ciudad favorita. En su caso, comenzó a viajar por su trabajo como modelo y comenzó a documentar sus aventuras con su cámara. Poco después se convirtió en una trotamundos incansable" y ahora combina modelaje, fotografía y dirección creativa con sus aventuras.

Por su parte, Lauren Bullen, @gypsea_lust, trabajaba de asistente dental y en sus momentos libres hacía fotografías de escenarios exóticos en Cairns, Australia. Comenzó por publicar sus fotos en sus redes sociales, y gracias a ello le llamaron para trabajar en una oficina de turismo local. Sus fans de Instagram incrementaron rápidamente y en cuestión de meses, a medida que más y más marcas solicitaban sus servicios, el turismo y la fotografía se convirtieron en su ocupación principal.

Varios meses después, conoció a su compañero Jack Morris @doyoutravel en Fiji, durante uno de sus trabajos de turismo. En aquel momento, Morris trabajaba creando contenidos para varias cuentas de Instagram. Cuando comenzaron a viajar y publicar fotos juntos, su éxito se disparó.

Val también viaja con su pareja Coke Bartrina, quien hace la mayoría de sus fotos. Ella dice que planea cada viaje cuidadosamente, especialmente los de trabajo. Lo que más le gusta de lo que hace es descubrir nuevas culturas, conocer gente y documentar sus experiencias. 

Higgins, por su parte, relata que ella se toma su tiempo para elegir bien los hoteles que encajen con su marca. "Hago lo que puedo para subsidiar mis viajes,” comenta, “pero no busco que me den todo gratis, a veces solo quieres viajar sin sentir que estás trabajando todo el tiempo ".

Si tan solo tomar unas vacaciones como turista regular puede llevarte al agotamiento, es perfectamente normal que estar meses y meses sobre la marcha puedan robarle la magia a cualquier aventura. "Lo que ves en las redes sociales son los mejores momentos de la gente, todos echamos de menos estar en casa, y más de uno se ha intoxicado con comida, no todo es glamour".

Para Higgins, breaks regulares es clave, por ello siempre deja de lado algunos días para descansar por completo. Durante esos días aprovecha para hablar con amigos y familiares o simplemente tener un día de relax total en el hotel. "Cuando llego a un nuevo lugar quiero tener una mirada fresca y estar descansada, ello hace que la experiencia sea más positiva y por ende pase a convertirse en una mejor historia.

Bullen y Morris a menudo regresan a su base en Bali, para ponerse al día con ciertas cosas de trabajo, volver a su rutina en el gimnasio, cocinar en casa y recargarse. Bullen dice que es como una "casa de vacaciones" y agrega que le encanta Bali porque allí es fácil comer de manera saludable y tienen amigos que comparten sus intereses.

Mientras tanto, entre viaje y viaje, a Val y Bartrina les gusta descansar en su apartamento de Gràcia, Barcelona. Para ella no existe la sensación de “días entre semana" pero dice que se siente feliz cuando se despierta en casa después de un viaje y recuerda sus experiencias. Comenta que ello la hace valorar todo lo que ha vivido y le motiva a prepararse para su próxima aventura.

En todo caso, el secreto del éxito de estas viajeras se debe que han seguido su corazón y sus pasiones. Morris dice que nunca se imaginó que le pagarían tan bien por hacer lo que ama. Según él, todo se resume en hacer lo que te gusta, "ser genuino y divertirse en el proceso".