2020 in review: the tough, the good and the bits we’ll cherish forever

2020 en pocas palabras: lo duro, lo bueno y lo que permanecerá en nuestro corazón

/ Inside

Hablemos de lo obvio primero. Cuando le dimos la bienvenida al 2020 solo pensábamos en los típicos propósitos de año nuevo. En enero todo parecía sencillo. Nadie imaginó que el mundo cambiaría tanto en tan solo unas pocas semanas; que una pandemia pondría al mundo de rodillas. ¿Quién lo hubiera dicho?

Sí, 2020 ha sido todo un desafío. Pero también ha tenido cosas buenas y nos ha enseñado mucho. Ha sido un año de aprendizaje y creatividad, de apreciar lo que dábamos por sentado y de disfrutar de todas las pequeñas cosas que nos ha dado la vida. Por ello, queríamos hacer un repaso de todo aquello que nos ha alegrado el corazón a lo largo de este camino en PDPAOLA. 

En enero le dimos la bienvenida al año con Engrave Me, una colección que celebra el amor y honra a esas personas que todos atesoramos en nuestro corazón. Entonces, no sabíamos que ahora íbamos a valorar estas conexiones humanas más que nunca.
Arizona llegó en febrero. Esta colección con un guiño de rebeldía, ahora nos recuerda lo salvajes que son nuestros corazones y que nunca debemos dejar de soñar.

En abril le rendimos un homenaje a los héroes peludos que alegraron nuestras vidas (sobre todo en confinamiento) con el lanzamiento de Dogs&Co.
¿Otro dato interesante de ese mes? Spotify lanzó playlists de bienestar personalizadas (de actualización diaria) que incluían un montón de podcasts increíbles y música relajante. Por cierto, ¿Ya has escuchado nuestro sonido en PDPlay?

En mayo llegó la hora de apostar por el color con la colección Atelier, una sinfonía de siete colores. Muchos de nosotros en el confinamiento pasamos tiempo en casa con proyectos de arte y manualidades, inspirarse en los talleres de artistas y sus procesos creativos tomó más sentido que nunca.

En junio, la colección Cavalier, con mensaje de valentía, nos recordó que nuestra guerrera interna sigue más fuerte que nunca para sobreponerse a lo que venga, sobre todo en aquel contexto de volver a la calle con una extraña "normalidad" que se asomaba en el horizonte.

Así, todos poco a poco volvíamos a “florecer” en este nuevo mundo. La colección Blossom, inspirada en las flores, nos regaló un poquito de esa primavera que muchos no disfrutamos. Por otro lado, también es bueno recordar que quedarnos en casa le dió a la naturaleza un merecido descanso de nosotros: durante la cuarentena los niveles de contaminación se redujeron significativamente en todo el mundo. Estos tiempos nos han enseñado definitivamente a ser más cuidadosos y conscientes con nuestro planeta.


Esta última reflexión nos lleva a nuestra colección Zaza. Cuando la concebimos a principios de año, queríamos hacer algo por el medio ambiente. Por ello, nos asociamos con Eden Projects para poder plantar un árbol por cada joya Zaza vendida. El compromiso con la sustentabilidad es un camino con mucho recorrido aún por nuestra parte, y estamos contentos de que 2020 haya sido el año para responsabilizarnos con nosotros mismos y con el planeta.

Y así, casi sin que nos diéramos cuenta, el otoño pasó y llegó el invierno. Finalizamos el año como lo comenzamos: con nuevos diseños en la colección Engrave Me. En este nuevo mundo, el cariño hacia tus seres queridos es más esencial e importante que nunca. Por eso, celebramos una vez más el amor con estos nuevos básicos personalizables. 


Para cerrar, nos gustaría hacer una sencilla reflexión: haber vivido este año nos hace afirmar una vez más que todo se resume en valorar las pequeñas cosas. Apreciar la cálida luz del sol, una mirada de cariño, un abrazo. Agradecer el hecho de tener a personas a nuestro alrededor con las que compartir es quizás la lección de vida más grande que hemos aprendido hasta ahora.

xx
El equipo