7 Tips To Make Your Skin Look Perfect in Every Selfie

7 Tips para que tu piel se vea perfecta en cada selfie

/ Me, myself & I

Después de mucha práctica posando incómodamente frente al espejo y haciéndote innumerables fotos, finalmente has conseguido tomarte la selfie perfecta, o casi. Lo cierto es que para ser un experto en selfies es imprescindible tener una piel envidiable, algo que no es tan difícil de lograr con un sin fin de filtros a nuestro alcance hoy en día. De hecho, es difícil saber quién es auténtico y quién no.

Es así, estamos en los tiempos de la selfie-locura y es fácil que una simple foto (que puede ser falsa) desate en nosotros una serie de emociones que nos hagan compararnos con los demás y que nos amemos un poco menos.

Es por eso que queremos adoptar un enfoque diferente. Si queremos hacer algo por nuestra piel, que no sea solo para lucir bien en una foto, sino para darnos un poco de cariño. Darle un poco de mimo a tu rostro mejorará su brillo natural, y no hay nada más hermoso que dejar que nuestra naturaleza genuina brille a pesar de nuestras imperfecciones, ¡Todas las tenemos!

No importa si decides maquillarte para tu foto o mantenerte 100% natural, tu rostro te agradecerá esta rutina:

1) Crea el hábito de cuidar de tu piel a diario, será el gesto de belleza más importante que harás en todo el día.

Dependiendo de tu tipo de piel, necesitarás encontrar productos que funcionen mejor para ti. Sin embargo, todos pueden beneficiarse de estos pasos:

• Desmaquilla con una loción limpiadora o agua micelar.

• Lava diariamente con un jabón facial suave.

• Hidratación diaria.

• Exfolia una o dos veces por semana (con un producto adecuado para tu tipo de piel).

2) Hidratación

Es evidente, pero beber más agua es una de las formas más sencillas de mejorar la piel. El alcohol, el café y los refrescos deshidratan. Por ello, mantenerlos bajo control es clave.

Esto es lo que debes hacer el día que quieras hacerte la selfie:

3) Prepara tu piel

Si tu cara está hinchada por la mañana puedes ayudarla a normalizarse con una mascarilla hidratante fría por aproximadamente 10 minutos. Esto hará que los vasos sanguíneos se contraigan y se reduzca la hinchazón y tendrás sensación de limpieza y frescor.

Luego aplica tu loción o hidratante de tu preferencia y deja que se absorba. Hidratar los labios con bálsamo labial también es buena idea.

Tip: Para las pieles secas es recomendable utilizar las lociones con propiedades hidratantes como el ácido hialurónico, la glicerina, aceites vegetales o ceramidas. Pero para las pieles grasosas es mejor utilizar fórmulas con ingredientes como ácido salicílico y zinc PCA.

4) Resalta tu rostro de forma natural

Cepilla tus cejas para que se vean limpias y arregladas. Riza tus pestañas para que tus ojos se vean más grandes, especialmente si has decidido no usar rímel.

5) Lleva una base ligera.

Si quieres maquillarte, usar una base es esencial para igualar el tono de la piel. El truco consiste en agregar una capa ligera y transparente para que tu piel se vea joven y fresca. Recuerda que la idea es que parezca que no llevas maquillaje.

6) Usa el corrector adecuadamente

Si bien el maquillaje ligero permite que se destaque tu brillo natural, también puedes agregar un poco de corrector si necesitas un poco más de cobertura (en el caso de ojeras, por ejemplo).

El truco consiste en agregar el corrector después de la base en los puntos específicos que necesitan un poco más de cuidado, de esta manera evitas arruinar el aspecto natural que estamos buscando.

7) Cómo conseguir la iluminación perfecta

La luz natural que es suave y difusa es la mejor para selfies. Por ejemplo, temprano en la mañana o más tarde en el día cuando se pone el sol. Evita tomar las fotos al mediodía, ya que la luz directa hace que los poros y las imperfecciones se vean más. Los días nublados son perfectos porque la luz es más suave y hace que las fotos salgan naturalmente más favorecedoras.

Bonus Tip: ¡No tomes las redes sociales tan en serio!

Con esto no queremos decir que descartes los filtros por completo, no hay nada de malo en darle algunos toquecitos técnicos a las fotos. Pero todo en exceso es malo y es fácil caer en la trampa de distorsionar la realidad, y esto luego puede tener un efecto negativo en nuestra autoestima.

Recuerda que cada vez que te haces una selfie, te estás forzando a evaluar tu apariencia, por lo que debemos tratarnos con cariño. La comunidad en las redes sociales puede darnos apoyo y aliento a veces, pero darle demasiada importancia a la validación externa puede ser un juego peligroso. El truco es divertirse sabiendo que una foto no determina tu valor, y la vida en las redes sociales no hay que tomársela muy en serio.