Eye-Makeup: our favorites

Eye-Makeup: nuestros favoritos

/ Me, myself & I

El maquillaje es arte, sin duda. La forma en que vistes tus ojos, en particular, tiene un gran impacto en tu “styling formula”. Aquí están nuestros cuatro looks de ojos favoritos (y fáciles de recrear), seleccionados personalmente por nuestro director de arte.

Sapphire Eyes 


En este caso, la idea clave es cambiar el color negro habitual del rímel por un tono azul aléctrico. Nos encanta que, solamente con este pequeño cambio se pueda conseguir un efecto totalmente diferente e inesperado.

Para este look, nuestra modelo lleva una sombra de ojos muy suave, pero también se podría prescindir de ella y limitarnos a aplicar solo el rímel. Proponemos combinarlo con un suave tono rosa en labios y mejillas, siempre sobre una base muy ligera.

Aunque nos encanta como luce el azul del rímel con reflejos dorados en pendientes y collares, el resultado de mezclarlo con joyas en tonos azulados es espectacular también. Si quieres conseguir un efecto cromático aún más intenso prueba con pendientes en colores que contrasten con el azúl.

Barely there Glimmer

En este caso se trata exclusivamente de rizar las pestañas y de aplicar una sombra color crudo muy sutil, casi invisible. También funcionan los tonos metálicos tenues, blancos o plateados si buscas un aspecto más ecléctico.

Aplica un poco de sombra con los dedos cerca de las pestañas y esparcela por el párpado. El efecto que se logra es un brillo sutil en los ojos. Finalmente, usa un rizador de pestañas y aplica rímel transparente.

No hace falta decir que puedes combinar este maquillaje con cualquier tipo de joya, y que sirve para cualquier ocasión. Menos es más, siempre. Aquí hemos combinado con un labial en color vino tinto, pero también funcionan los colores claros o gloss básico.

Perfect Peach

Esta tonalidad es infalible, pues funciona con casi todo tipo de pieles. Solo se requiere sombra de ojos color melocotón, escogiendo el tono que más se adapte al de tu piel, y un delineador para marcar una línea negra muy fina y sutil.

Es conveniente añadir un poco de colorete del mismo tono melocotón para resaltar las mejillas, así como algo de brillo a los labios, que aportará mucha frescura y luz. En este caso, no dudes en apostar por pendientes de colores intensos y vivos.

The subtle Cat Eye


Este look es parecido al anterior, aunque con un giro apreciable: con solo aplicar un delineador líquido y rímel negro, el ojo cambia y es más llamativo. Nos encanta que se mantenga la elegancia de los tonos melocotón pero con efecto felino lo hace ligeramente más sensual y diferente.

Esta combinación de colores es perfecta cuando quieres pasar del día a la noche gracias a su versatilidad. Asegúrate de peinar perfectamente tus cejas y ponerte tus pendientes bañados en oro preferidos, nunca falla.