Reset your mind, body and soul: The Ultimate Life Detox

Resetea mente, cuerpo y alma: el Life-Detox definitivo

/ Me, myself & I
Ser una ciudadana global y moderna es todo un desafío en estos tiempos. Desde los quehaceres del día a día hasta momentos difíciles que se puedan presentar, el estrés forma parte de la vida. Y por si trabajar y atender las responsabilidades familiares no fueran suficientes, está la presión de estar al día con las redes sociales, amistades, y estar disponibles las 24 horas del día.

Es esencial dedicar tan solo unos minutos de tu día a detenerte y reiniciarte. Restablece tu energía, despeja la mente. ¿Cómo conseguirlo? Aquí tienes algunos tips:
La Mini-Guía de Meditación


Te recomendamos hacerlo durante al menos cinco minutos. Pero si te apetece dedicarle más tiempo, ¡mejor aún!

1. Cierra los ojos. Abraza la quietud y el silencio. Tómate un descanso del esfuerzo continuo que supone tener el control, simplemente déjate llevar siendo tú mismo. Pon tu atención en la respiración, en los pensamientos (sin juzgar) y en las sensaciones corporales.

Deja que se vayan los pensamientos que se centran en el pasado, y abandona también las preocupaciones sobre el futuro, pues solo provocan ansiedad. Aprovecha el momento presente. Puedes practicarlo estirada en la cama, en tu sofá o ¡donde te sientas cómoda!

2. El movimiento es una de las mejores maneras de despejar la mente. Si además puedes salir a pasear o caminar en un entorno natural, ¡mucho mejor! La naturaleza puede aumentar significativamente la sensación de relajación, y darte más energía.

Cuando se crea una sinergia entre la actividad física y una visión placentera de paisajes naturales, se mitiga el efecto estresante de lo cotidiano, y eso mejora nuestro bienestar mental. Dedica tiempo a observar el color de las hojas y las flores, presta atención a los sonidos, observa a la gente pasar, tómate tu tiempo para percibir y apreciar tu entorno.
Escribir a la vieja usanza consigue Cambios Mágicos

Apuntar tus pensamientos y sentimientos proporciona una mejor comprensión de los mismos, ayuda al autoconocimiento y a controlar nuestras emociones.

Ciertamente, la escritura de toda la vida tiene algo mágico. El mundo parece más nítido cuando salimos de nuestra cabeza y llevamos nuestros pensamientos y sentimientos al papel ¡Incluso la ciencia lo respalda!

¿Cómo se hace? En realidad, no hay un método correcto o incorrecto, y se puede llevar a cabo en cualquier momento: cuando te levantes, cuando estés camino al trabajo, o antes de acostarte.

Ten siempre a mano un cuaderno y bolígrafo, escoge un momento y dedícate a escribir unos pocos minutos al día, te ayudará a crear el hábito. Escribe cualquier cosa que te apetezca, es tu oportunidad para expresar lo que quieras, ¡deja que las palabra fluyan!

Tener un plan sencillo a mano para canalizar sensaciones y emociones complejas, puede hacer una gran diferencia en tu felicidad, tu bienestar y productividad en general.

A la hora de adoptar estas prácticas, tómate tu tiempo y hazlo a tu ritmo. En cuestión de semanas (o incluso días) verás cómo se producen cambios mágicos en tu vida.