VOLVER
Me-Myself & I.

Dogs &Co: Sus historias. Tu historia.



Se dice que los perros se parecen a sus dueños y que incluso comparten rasgos de personalidad. Tantas pueden ser las semejanzas entre uno y otro que hasta se han visto casos de mascotas cuyo comportamiento cambia dependiendo del estado de ánimo de su amo y de sus experiencias; sobre esto se ha escrito mucho, hay investigaciones científicas que lo respaldan.

Sin embargo, en nuestro caso, solo basta con fijarnos en la sesión de fotos más reciente que realizamos para darnos cuenta de la afinidad entre perros y amos. Y es que es así: nuestros queridos animales, al igual que nosotros, tienen también una historia y un nombre que conecta con nuestras emociones.

Por esta razón, e inspirados en nuestra Letters Collection, queríamos honrar el amor incondicional de nuestros amigos de cuatro patas, y creamos DOGS&CO Letter Charm de edición limitada.



Para la ocasión reunimos a un grupo de amigos de PDPAOLA y sus adorables mascotas; con ellos aprendimos que la amistad y el afecto no necesitan de palabras, sino de gestos, como una mirada, o tal vez una patita levantada.

Chicco y Frank son dos adorables pugs sociables y tranquilos que se dejaron acariciar por nuestro equipo. Ante la cámara ni se inmutaron, y, en los brazos de Luis, su dueño (miembro del departamento de IT de PDPAOLA) estaban tan felices que parecía que sonrieran. Chicco (a la derecha) fue adoptado y, cuando conoció a Frank – el más joven de los dos-, de inmediato se hicieron buenos amigos.

Akira es blanca y amorosa. Su pelo, blanco y suave como la nieve, invita a que una se acerque y la acaricie. Las hermanas Anna y Eli Batet son sus dueñas - Anna trabaja en business development en PDPAOLA- y cuentan que su akita (raza de origen japonés) es a veces presumida.



Akira tiene en casa muchos accesorios –como collares, cadenas y juguetes- y, una vez al mes, la llevan a la peluquería para que la pongan guapa. Sus amas confesaron, no sin reírse, que se lleva mejor con hombres que con mujeres.

El estudio fue puesto de cabeza por dos elegantes dálmatas, Lila y Jane, quienes no dejaron de saltar y buscar las pelotas que su dueño, Abel –amigo cercano de nuestro equipo-, tenía entre sus manos. Las dos fueron captadas en acción, elevándose sobre sus patas, y es que cuando están juntas son un terremoto.

PUEDE QUE TAMBIÉN TE GUSTE
PDPAOLA x CENTRAL SAINT MARTINS: La Beca PDPAOLA
Vulnerabilidad: ¿debilidad o valentía?