VOLVER
faq.

Cómo cuidar tus joyas (o tus tesoros)

¿A algunas de tus joyas de plata de ley les falta brillo o sufren alguna mancha? ¿Tal vez quieres saber cómo limpiar tus joyas bañadas en oro? Todas estas preguntas (y muchas más) son totalmente naturales cuando se habla de cómo mantener y cuidar nuestra colección de joyas. Incluso si todas tus piezas están fabricadas con materiales de alta calidad necesitan una atención especial para que resistan el paso del tiempo, siendo importante conocer todos los consejos para limpiar, almacenar y preservar adecuadamente tus pendientes, anillos, collares y pulseras.



Un aspecto importante antes de limpiar cualquiera de tus piezas es conocer los materiales, pues dependiendo de esto utilizarás determinados productos o procesos. Si quisieras profundizar en este tema, te invitamos a explorar la sección “inside” de este Magazine. Volviendo a lo que nos ocupa en este artículo, descubramos los consejos que te ayudarán a retener el brillo y mantener la belleza de todas tus joyas de plata:

  • Guarda tus joyas por separado de cualquier otro elemento. Envuelve tus diseños de plata en telas como el percal o el algodón. Evita tejidos como el lino, la lana o el georgette, más conocido como crespón.
  • Mantén sus joyas de plata o bañadas en oro alejadas del calor o del sol.
  • Preserva tus joyas fuera del contacto con el agua o el sudor.
  • Evita exponer las joyas a productos químicos como productos para el cabello, cosméticos o perfumes o colonias. Por eso es importante intentar que el último paso cuando te vistas sea el de colocar tus joyas. Asimismo, te aconsejamos que tus joyas sean lo primero que te quites al desnudarte.
  • Limpia la plata con un paño suave. En PDPAOLA, cada joya adquirida incluye un paño de pulido y limpieza para mantener tus collares, pendientes, pulseras y anillos como el primer día. Frota la pieza suavemente con el paño y posteriormente enjuágala con agua tibia después del proceso. Procura usar poca agua y secarla bien después, pues dejarla mojada puede deteriorar su estado.
  • Para limpiar las joyas con un acabado en oro, el proceso es similar pero en este caso solo necesitas usar un cepillo suave para darle brillo. Presta especial atención a que el cepillo sea muy fino y suave, ya que rayarlo es más fácil que en las piezas sin baño.
  • Es importante que las piezas de plata y oro se limpien después de hacer ejercicio o ir a la playa.
  • Las piedras semipreciosas también necesitan un tratamiento especial. Para limpiarlas solo necesitas usar un cepillo suave y agua diluida con jabón para eliminar la suciedad de cada pieza.



¡Hasta aquí los conceptos básicos para cuidar tus joyas en casa y mantenerlas perfectas para el futuro!


Y recuerda: el mejor mantra para cuidar tus joyas de plata es, siempre, el sentido común.

PUEDE QUE TAMBIÉN TE GUSTE
Cocina de temporada: dos recetas para los días otoñales
PDPLAY: Home Entertainment