VOLVER
cool things.

Cocina de temporada: dos recetas para los días otoñales

Una tendencia que ha ido creciendo en popularidad y otro modo de enfocar la cocina es la cocina de temporada, que básicamente consiste en cocinar con frutas y verduras según su temporada natural de cultivo.

Hay una lógica detrás de la cocina de temporada además de muchas ventajas para nuestra salud y el medioambiente. Una de las principales ventajas es que el valor nutricional de los alimentos es mayor, puesto que se consumen más cerca del momento de cosecha. Además, la comida de temporada respalda las necesidades de tu cuerpo, como ejemplo las frutas de verano, que ayudan a proteger contra los daños del sol al estar cargadas de carotenoides. Y oye, no nos olvidemos del sabor. Dado que estos alimentos están en su estación natural, están llenos de sabor y potenciarán cualquier comida que prepares.

La foodie e influencer de comida sana Chloé Sucrée de Being Biotiful, lo tiene claro: “Comer de temporada no solamente es mejor para el medio ambiente, también para nuestra salud: los alimentos saben a lo que tienen que saber, comemos lo que nuestro cuerpo necesita según el momento y, además, es más económico. Vale la pena esperar casi un año para comer un buen tomate”.

Comer de temporada es comer de forma coherente, sobre todo para nuestro cuerpo. ¿Cómo? Muy sencillo. “Por ejemplo, en verano tiene más sentido comer sandía, pepino y tomate, alimentos que nos hidraten porque hace calor. Y en invierno, productos como la remolacha, la calabaza o los boniatos son mucho más apetecibles, porque nos reconfortan y nos aportan esa parte de carbohidratos que necesitamos para combatir el frío”, comparte Chloé. Otoño es el momento de prepararnos para el invierno, comiendo alimentos que nos den energía y potencien nuestro sistema inmune.

Para inspirarte a que cocines de temporada, compartimos contigo un par de las recetas otoñales favoritas de Chloé. Con verduras y frutas deliciosas como la calabaza, el boniato, los higos, la manzana, la pera, el brócoli o la remolacha, entre otras, es muy fácil ponerse creativo en la cocina. Si eres principiante en la cocina, no te preocupes, estas recetas también son para ti. ¡A cocinar!



Vichyssoise de otoño con tofu, tomate y kale salteados

2 cucharadas de aceite de coco
3 puerros medianos, limpios y cortados en dos por lo largo y en rodajas
2 cucharadas de cúrcuma en polvo
1 cucharita de jengibre en polvo
Pizca de sal
3-4 dientes de ajo picados finos
1 manzana cortada en cubitos
1/2 hinojo cortado en trozos
2 boniatos medianos cortados en cubitos
4 tazas / 1 litro de caldo vegetal
Sal & pimienta
1/2 taza / 125 ml. de crema de avena

Topping
1 cebolla roja cortada en rodajas finas
1 puñado de tomates cherrys cortados en dos
1 pizca de sal
1 paquete de tofu ahumado cortado en daditos
1 poco de tomillo u orégano seco
unas 3 hojas de kale troceadas

La clave de esta receta está en los puerros. Una vez limpios y cortados en rodajas, mézclalos en una olla a fuego medio con jengibre cortado, la cúrcuma en polvo y sal. Déjalos que se doren y añade entonces los dientes de ajo cortados. Tras 3 minutos al fuego, incluye la manzana, el hinojo y los boniatos troceados para terminar con el caldo vegetal.

Una vez que empiece a hervir, baja el fuego, tapa y cocínalo durante 15-20 minutos. Añade la leche de avena y licúa hasta que quede cremoso. ¡La parte de los toppings es la más fácil de preparar! Dora unos minutos la cebolla con 1 cucharada de aceite de oliva hasta que esté translúcida. Añade 1 pizca de sal, los tomates y dora unos 4 minutos. Añade el tofu y el tomillo. Cocina unos 8 minutos hasta que el tofu esté dorado. Al final, añade el kale troceado y cocina unos 3-4 minutos. Y, ¡voilá! A comer (o cenar).



Porridge de cardamomo con compota de higos y yogur de tahini

Para la compota
20 higos, pelados
1 pizca de sal
2 cucharadas de agua
1/2 cucharadita de cardamomo en polvo (yo muelo en un mortero 4-5 semillas de cardamomo y lo hecho al porridge, así está super fresco)
1/2 cucharadita de vainilla en polvo
2 cucharaditas de zumo de limón
1 cucharadita de sirope de arce (totalmente opcional)

Para el porridge
1 taza / 100 g de copos de avena (*certificados sin gluten si necesario)
2 tazas / 500 ml de agua
1 taza / 250 ml de leche de avena
1 pizca de sal
1/2 cucharadita de cardamomo en polvo (yo muelo en un mortero 4-5 semillas de cardamomo y lo hecho al porridge, así está super fresco)

Yogur de tahini
1/2 taza / 125 ml de yogur griego sin endulzar.
2 cucharadas de tahini blanco
1 cucharadita de sirope de arce (opcional)

Una receta estrella para celebrar el comienzo del otoño. Para hacerlo aún más otoñal, Chloé incluye una compota casera de higos, una de las frutas de esta temporada. Hacerla es más fácil de lo que parece. Pela los higos y córtalos en 4. Ponlos en una olla con la sal, el agua, el cardamomo, la vainilla, zumo de limón y sirope de arce. Mezcla y lleva a ebullición. Baja el fuego y cocina unos 15-20 minutos, hasta que los higos se hayan deshecho y la compota se haya espesado. Prueba y rectifica a tu gusto. Guarda en un tarro hermético.

Ahora, toca hacer el porridge. Para ello, necesitamos una olla donde mezclar los copos de avena, agua, leche, sal y cardamomo. Revuelve con una espátula de madera y cocina unos 5 minutos sin parar, o hasta que la avena se haya espesado. En un bol pequeño, mezcla el tahini con el yogur griego, sirope de arce si te gusta el toque azucarado y la mermelada de higos por encima. ¿Se te ocurre un desayuno más apetecible?

PUEDE QUE TAMBIÉN TE GUSTE
PDPLAY
PDPLAY: Love
Complementos para Navidad: Joyas para 3 eventos distintos