VOLVER
Me-Myself & I.

Viviendo sola: vive sola y disfrútalo

Hay muchos consejos que a nosotras, las mujeres, nos gustaría que nos dieran en nuestra juventud, como por ejemplo: cómo elegir bien a tu pareja, cómo gestionar las rupturas, cómo elegir el sujetador adecuado… o cómo vivir sola y disfrutarlo. Muchas de nosotras tenemos sentimientos encontrados en lo que a vivir sola da respeto, pero querida camarada, no estás sola en esto.

Al final de mi veintena, y después de años compartiendo piso, empecé a considerar la llamada “vida en solitario”. Me atraía la idea de no tener que compartir mi espacio vital más, además de poder materializar mi carpeta de Pinterest “Casa Soñada”, pero a la vez me resultaba muuuuy abrumador.



Justo cuando estaba deseando que llegara un poco de inspiración divina, me topé con el libro ‘Live Alone and Like It’, escrito por Marjorie Hillis - editora de Vogue - alrededor de 1936. El libro estaba dirigido a una nueva categoría social: las mujeres solteras que vivían solas y a las que, con mayor seguridad, no les gustaba. Y aunque este libro se escribiera en los años 30, muchas de sus enseñanzas siguen latentes.

Aun así, es hora de tener un manual actualizado para la vida en solitario en el 2022, o más que un manual, una serie de sugerencias que espero que conviertan la idea de vivir sola en algo apetecible. ¡Vamos!

1) La decoración importa (y tu colchón también)

Puede que esto parezca demasiado obvio, pero a veces se nos olvida (probablemente por pereza o un presupuesto ajustado), la importancia de una bonita decoración. Y aquí no hablamos de decoración en general, pero de una decoración que lleve tu nombre.

Vivir en un espacio que refleje quien eres te hará sentir más feliz, y te dará una sensación de hogar e incluso seguridad. Esto no significa que tengas que elegir cada mueble o elemento de tu casa, pero solo el hecho de llevar contigo unos objetos preciados como un jarrón, un cojín o lámparas pueden hacer que un espacio se convierta en tuyo.

La comodidad es ESENCIAL también. Invertir en un colchón cómodo puede ser una de las mejores cosas que hagas. Recuerda que este es tu templo, tu refugio, así que quieres sentirte relajada y descansada cuando llegues a casa.



2) Sé autosuficiente

Una de las cosas que más asusta de vivir sola es probablemente tener que gestionar todo sin ayuda. Y para otras personas, es la falta de compañía o no tener con quien hablar al llegar a casa. Pero esto son asuntos en los que puedes trabajar y, progresivamente, cultivar una independencia que te hará crecer como persona. Aprender a hacer las cosas por ti misma, además de reconocer cuando necesitas ayuda y pedirla, o estar en paz con tu propia compañía, son algunas de las enseñanzas más valiosas que la vida en solitario te traerá.

3) No eres una isla

Cultivar la independencia no significa que vivas en una isla y que debas hacerlo todo sola. De hecho, disfrutarás más de la tranquilidad de tu casa cuando tengas un círculo social al que pertenezcas. Tener un equilibrio sano de vida social y tiempo sola es uno de los secretos de una vida en solitario exitosa.

Personalmente, también siento que compartir mi casa con la gente que quiero hace que la experiencia de vivir sola sea aún mejor. Organiza cenas de vez en cuando, planea noches de pelis y juegos y siéntete como la anfitriona perfecta.



4) Disfruta de los beneficios de vivir sola

Y por supuesto: aprende a apreciar los beneficios de vivir sola. Desde vivir en un espacio decorado por ti, para ti, a tener libertad TOTAL y privacidad para hacer y ver lo que te apetezca (hola, telebasura) a simplemente vivir según tus propias reglas.

Como mujer que vive la “vida en solitario” y que está a punto de montar su nueva mesa, y citando el libro que me inspiró a escribir este artículo, te digo: VIVE SOLA, Y DISFRÚTALO.

PUEDE QUE TAMBIÉN TE GUSTE
PDPAOLA x CENTRAL SAINT MARTINS: La Beca PDPAOLA
Vulnerabilidad: ¿debilidad o valentía?