VOLVER
faq.

La historia (jamás contada) de las joyas

Un elemento clave en nuestra civilización, la joyería ha cambiado y evolucionado a lo largo de la historia. Mucho más que meros ornamentos, las joyas son relevantes porque nos ayudan a monitorizar el desarrollo de nuestras sociedades y pensamiento.

Un símbolo de estatus

El uso de joyas puede remontarse muy atrás en el tiempo, como en las civilizaciones sumerias o griegas. Las tribus que vivían cerca del mar solían usar joyas hechas con conchas, huesos de pez o piedras de colores mientras que las civilizaciones que vivían en el interior solían adornar sus joyas con plumas o huesos de animales. Estos materiales rudimentarios se utilizaron no solo por su belleza, sino también por su significado: las joyas eran un símbolo de autoridad y poder en las civilizaciones antiguas.



Una joya, distintos significados

La primera joya conocida data de hace unos 25.000 años. Se trata de ​​un collar hecho con espinas (de pescado). Fue encontrado en una cueva cerca de Mónaco, en la costa mediterránea, un lugar donde las civilizaciones antiguas estaban muy avanzadas en cultura y arte. ¿El significado de esta joya? Podemos usar la imaginación e intentar averiguar, pero ni siquiera los arqueólogos lo han podido descubrir.



La simbología siembre ha estado estrechamente ligada a la joyería, especialmente durante la Edad Media. En este periodo histórico, las joyas se convirtieron en amuletos para evitar las enfermedades y mala suerte. Sus propiedades mágicas incluían desde el amor y la fertilidad a la suerte y poder. Otras culturas también incorporaron estas simbologías, desde los Celtas al Imperio Bizantino.

La joyería también ha sido relacionada con el compromiso y las conexiones sociales. Los esclavos debían llevar unas pulseras para mostrar quién era su dueño o, por poner un ejemplo más cercano, los anillos de compromiso se llevan para mostrar el compromiso de dos personas enamoradas.



Pero la edad dorada de la joyería fue probablemente el Renacimiento, cuando el resurgimiento del clasicismo mezclado con un talento creativo resultó en magníficas joyas. Las exploraciones durante el siglo XIV que hicieron que aparecieran más piedras preciosas y materiales para fabricar joyas dieron lugar a nuevos y fascinantes diseños. Los orfebres y artesanos se convirtieron en verdaderos artistas, decorando el cabello de las mujeres con piedras preciosas o collares espectaculares. De este período merece destacar el anillo cápsulao anillos para veneno. La aristocracia los utilizaba para guardar perfume, cabellos y retratos de los seres queridos.



Avanzando un poco en la historia, podemos ver como la joyería ha continuado evolucionando y adaptándose a los tiempos, con una influencia clave de movimientos sociales y artísticos, como la Revolución Industrial y el estilo Art Nouveau. Desde mediados del siglo XX la joyería ha experimentado cambios radicales y los estilos y tipos de joyas son casi infinitos gracias al uso de nuevos materiales y simbologías.



Expresando nuestra individualidad

Como hemos visto, la joyería es una expresión compleja de quienes somos como humanos. Las joyas son más que elementos decorativos: son simbólicas, artísticas y significativas. Las joyas pueden reflejar el estatus social pero también estados de ánimo y sentimientos y nos pueden decir mucho de la persona que las lleva. Las opciones son infinitas y estamos deseando ver qué depara el futuro de la joyería.

PUEDE QUE TAMBIÉN TE GUSTE
Limpieza vs. pulido: ¿Cuál es la diferencia?
El universo de las piedras preciosas