VOLVER
faq.

El collar adecuado: elígelo sabiamente

Los collares pueden ser el perfecto toque final para casi cualquiera de tus looks. Además cualquier día es bueno para llevar un collar, pero ciertos eventos como graduaciones, aniversarios, fiestas, bodas o una cita son las ocasiones perfectas para encontrar el collar que más te favorezca. Sin embargo, escoger el collar adecuado no siempre es una misión sencilla.

Collares: unas nociones básicas sobre longitud

Podemos encontrar cuatro tipos principales de collares según su longitud. Los chokers o gargantillas son los más cortos y se llevan ajustados al cuello. Muy populares en los 90, los chokers han vuelto a estar de moda en los últimos años ¿Lo mejor? Quedan bien con casi todo.

La siguiente longitud es la más común y se llama princesa. La longitud princesa cae ligeramente por debajo del cuello y termina debajo de la clavícula. Esta longitud de collar es perfecta para el día a día y cualquier evento, desde cenas informales hasta las más elegantes.
El collar matiné es un poco más largo y termina en la línea del busto, por lo que es ideal para llevar con vestidos de cóctel. Finalmente, los collares más largos son los conocidos como collares ópera (70 -85 cm de longitud) y pueden llevarse tanto largos en una fila como cortos, como gargantilla doble.

Cómo acertar

Además de la longitud, otros factores contribuirán al look final de un collar, pero aquí nos centraremos en los dos principales: la forma de tu rostro y la línea de tu escote.

Como hemos visto en guías anteriores, es importante analizar la forma de tu cara al elegir joyas. Observa bien la forma y ancho de tu rostro (y cuello) y parte de ahí. Los rostros ovalados son más versátiles, puesto que la mayoría de longitudes de collares les quedarán bien. Si tu rostro es redondo un collar largo lo alargará visualmente, pero si es más cuadrado o con forma de corazón escoge collares más cortos para suavizar tus ángulos.

La forma de la línea de tu escote es muy importante porque determinará si tu collar es o no el centro de atención de tu outfit. Con un jersey de cuello alto, por ejemplo, tu cuello no estará expuesto así que podrás optar por no llevar collar o, si lo haces, deberías escoger uno largo (o tipo ópera) o una cadena voluminosa. Sin embargo, con un top sin tirantes o con hombros descubiertos tu escote quedará expuesto, lo que te permitirá desmelenarte y escoger un collar más llamativo o ser más minimal con un choker o un collar con una gema.

Para los cuellos en V es una buena idea elegir collares que simulan la forma de la V, como collares de un colgante, pero es mejor evitar las gargantillas porque pueden hacer que tu cuello parezca más grueso.

Los escotes en forma de corazón enfatizan tu cuello, hombros y escote. Elige un collar con un colgante para que puedas equilibrar el espacio en el escote, pero intenta que el collar no sea demasiado largo, porque no quedará tan elegante.

Puede que tengas que pasar por un proceso de prueba y error, pero si sigues nuestras pautas y experimentas un poco (siempre teniendo en cuenta tu estilo personal y la ocasión) encontrarás el tipo de collar más adecuado para ti.

PUEDE QUE TAMBIÉN TE GUSTE
Cocina de temporada: dos recetas para los días otoñales
PDPLAY: Home Entertainment